Cebolla Caramelizada al Horno

  • Cebolla Caramelizada
    Tradicional

  • Cebolla Caramelizada
    con Queso de Cabra

  • Cebolla Caramelizada
    con Manzana

  • Cebolla Caramelizada
    con Mermelada

  • Cebolla Caramelizada
    con Vinagre


  • "Cebolla Caramelizada al Horno"

    Receta de Cebolla Caramelizada al Horno





    Toma nota de esta receta para preparar cebolla caramelizada al horno, una forma diferente de hacer la cebolla caramelizada, pero que queda muy rica. Te detallamos el proceso paso a paso.

    Ingredientes:

    - Cebolla, una bien grande
    - Azúcar, un par de cucharadas
    - Vino blanco, una copita
    - Aceite de oliva virgen


    Preparación:
    Otra de las recetas más originales que hemos probado para hacer la cebolla caramelizada es esta que os mostramos a continuación. La cebolla caramelizada al horno es una forma distinta de hacer esta receta, pero la verdad es que el resultado sorprende. Prueba a hacerla en casa, ya verás cómo te gusta. Vamos con el procedimiento.

    Antes de comenzar con la receta, la cantidad de cebolla que vayáis a emplear es importante para calcular el resto de ingredientes. Mantened la proporción que os indicamos en la lista de arriba, cuantas más cebollas, más azúcar y vino blanco debéis emplear. Para cada cebolla grande hay que usar dos cucharadas de azúcar y una copita pequeña de vino blanco.

    Comenzamos pelando las cebollas y cortándolas en tiras más bien finas. Lo normal es hacerlo en juliana, pero si preferís hacerlo en trozos pequeños, se puede hacer. Depende del gusto de cada uno y del uso que se le dé a la cebolla caramelizada.

    Seguidamente pondremos a calentar el horno a 180ºC y metemos un recipiente lleno de agua en el mismo. Cuida que el recipiente sea apto para las altas temperaturas del horno. Cuando el agua esté caliente echamos un chorreón de aceite de oliva y las cebollas ya troceadas. Tapamos el recipiente y mantenemos en el horno durante unos 10 minutos más o menos. Es importante remover de vez en cuando para que no se queme la cebolla.

    Pasado este tiempo echaremos una cucharada de azúcar y una copita pequeña de vino blanco, recordando que nosotros hemos empleado una única cebolla, si usáis más, debéis multiplicar esos ingredientes por el número empleado. Volvemos a tapar y mantenemos otros cinco o seis minutos cocinándose dentro del horno, levantando en ese tiempo la tapa un par de veces para que el alcohol evaporado salga del recipiente.



    Cuando pase ese tiempo, destapamos el recipiente y dejamos unos minutos dentro del horno para que la cebolla se acabe de hacer y se acabe de evaporar el posible caldito que haya quedado. Cuando la saques del mismo, sirve la cebolla caramelizada y disfruta de su sabor.