Cebolla Caramelizada con Queso de Cabra

  • Cebolla Caramelizada
    Tradicional

  • Cebolla Caramelizada
    con Queso de Cabra

  • Cebolla Caramelizada
    con Manzana

  • Cebolla Caramelizada
    con Mermelada

  • Cebolla Caramelizada
    con Vinagre


  • "Cebolla Caramelizada con Queso de Cabra"

    Cebolla Caramelizada con Queso de Cabra





    Aprende a preparar una estupenda cebolla caramelizada con queso de cabra gracias a esta receta. Es una receta ideal para tomar como aperitivo o entrante, además de ser fácil de preparar.

    Ingredientes:

    - Cebolla, 300 gramos
    - Sal fina
    - Queso de cabra en rodajas
    - Aceite de oliva virgen extra
    - Azúcar, 30-40 gramos
    - Vinagre de vino


    Preparación:

    Esta combinación de queso de cabra y cebolla caramelizada es una receta que tiene bastante éxito en los últimos tiempos, ya que es una forma estupenda de preparar unos aperitivos o entrantes, colocando el queso de cabra sobre un panecillo y cubriendo el mismo con cebolla caramelizada. Te enseñamos como prepararlo en casa de forma sencilla.

    Nos pondremos a preparar la cebolla caramelizada, pelando y cortando finamente la cebolla, mejor si lo haces en juliana. Una vez la tengas bien cortada, la vamos a pasar por una sartén con aceite de oliva bien caliente, y la salteamos hasta que comience a pocharse. Cuando esté tierna y casi transparente, agregamos el azúcar y removemos bien. Dejamos la sartén a fuego lento, y observaremos como el azúcar se irá derritiendo, lo que hará que la cebolla se vuelva marrón y vaya cogiendo un sabor dulce.

    Mientras se acaba de caramelizar la cebolla, vamos a cortar el queso de cabra. Este queso lo puedes comprar en cualquier supermercado, lo venden en paquetes pequeños o más grandes, para que puedas comprarlo según la cantidad que necesites. Córtalo en rodajas de más o menos un centímetro de grosor.



    Colocamos las rodajas de queso de cabra sobre unos panecillos de los que más nos gusten, aunque os recomendamos unos que no sean demasiado gruesos, porque interesa que sirvan de base al resto de ingredientes pero sin ser muy grandes. Y sobre el queso vamos echando una porción de la cebolla caramelizada caliente, con lo que el queso se debe fundir un poco. Sírvelo rápidamente para comer en caliente.