Cebolla Caramelizada con Caramelo

  • Cebolla Caramelizada
    Tradicional

  • Cebolla Caramelizada
    con Queso de Cabra

  • Cebolla Caramelizada
    con Manzana

  • Cebolla Caramelizada
    con Mermelada

  • Cebolla Caramelizada
    con Vinagre


  • "Cebolla Caramelizada con Caramelo"

    Receta de Cebolla Caramelizada con Caramelo





    En esta ocasión vamos a preparar una cebolla caramelizada con caramelo líquido de forma sencilla. Esta cebolla caramelizada puedes utilizarla para acompañar todo tipo de platos.

    Ingredientes:

    - 750 gramos de cebolla
    - 50 gramos de mantequilla
    - 25 ml de aceite de oliva virgen
    - 50 ml de caramelo líquido
    - Sal
    - Pimienta negra molida


    Preparación:
    Para hacer esta receta de cebolla caramelizada con caramelo vamos a comenzar pelando las cebollas que vayamos a emplear, quitándoles la capa externa, que desecharemos, y después vamos a cortarlas en forma de juliana, mejor que no sean tiras muy gruesas, para caramelizarlas más fácilmente. Al acabar vamos a poner a calentar una sartén de tamaño adecuado con la mantequilla.

    Cuando la mantequilla esté derretida por completo incorporamos a la sartén los trozos de cebolla junto al aceite de oliva virgen, y vamos a dejar cocinar la cebolla a fuego lento. Es importante hacer la cebolla siempre a potencia baja para que se caramelice correctamente. En unos minutos, cuando la cebolla empiece a cambiar de color, la salpimentamos bien por encima y removemos bien.

    Continuamos cocinando siempre a fuego suave y removiendo de vez en cuando, así la cebolla irá soltando su jugo y se irá caramelizando poco a poco. Cuando veamos que empieza a volverse transparente, echamos el caramelo líquido por encima y removemos bien para mezclar, y seguimos cocinando para que la cebolla termine de caramelizarse, lo que debe llevarnos en total entre 35 y 40 minutos más o menos.



    Una vez tengamos bien hecha la cebolla caramelizada con caramelo la podemos emplear para acompañar una gran variedad de platos o bien servirla como parte de muchos aperitivos o tapas, ya que es una preparación que combina perfectamente con muchos otros ingredientes, verás cómo te resulta una preparación muy útil y vuelves a repetirla.